Galletitas Conejito

Hace unas semanas, os enseñaba en mi Instagram, estas galletitas con forma de conejito que preparé para Pascua.
Son super fáciles de hacer y sin necesidad de decorarlas con azúcar o fondant, quedan muy bonitas. A los niños les encantará ayudar en su elaboración, y tendrán merienda rica rica.
El molde de conejito que utilicé es de Belle & Boo, al igual que la cajita metálica que sale en las fotos y sirve para guardarlas y regalar. Me encantan todos sus productos, y en su tienda los podéis encontrar.
Os dejo con la receta, que es la misma de siempre, y os cuento algunos consejos que he ido aprendiendo a lo largo de los años.
GALLETAS CONEJITO
Ingredientes:
300gr harina repostería
200gr mantequilla
100gr azúcar glass
1 cdita extracto vainilla, o vainilla en rama
1 huevo M 

Instrucciones:
Colocamos en un bol harina y azúcar glass. Añadimos la mantequilla cortada a cubitos y la mezclamos con las manos al resto de ingredientes. Añadimos el huevo y la vainilla y mezclamos hasta obtener una masa. No amasamos demasiado, de lo contrario nuestras galletas quedarán duras.
Dividimos en 2 partes y envolvemos en plástico. Refrigeramos al menos una hora antes de trabajar la masa. Si no queremos usar toda la masa en este momento, podemos congelar la mitad para otro día.
Pasado ese tiempo, sacamos la masa y extendemos con un rodillo dejando aprox. 1/2 cm de espesor. Para evitar que la masa se pegue a la superficie podemos colocar como base una hoja de papel de horno o espolvorear con harina. El hecho de que la masa esté fría ayudará a que mantenga la forma y sea más fácil de trabajar.
Cortamos nuestras galletas con el molde de conejito y las colocamos en la bandeja del horno (hay bandejas especiales para galletas, que reparten mejor el calor), colocando una hoja de papel de hornear debajo. Las galletas suelen tardar 8-10 minutos en hacerse, pero os recomiendo que les echéis un ojo de vez en cuando. En cuanto cojan un poco de color por los bordes, hay que sacarlas. Las ponemos en una rejilla para que se enfríen.
Para decorar, les pinté un ojito con un rotulador comestible negro. También podéis hacer el ojo con un palillo, pinchándolas antes de meterlas en el horno. 

Consejos: 
Siempre utilizad azúcar glass, ya que quedan mucho más suaves. 
Alejaros de las mantequillas de marca blanca. Para mí, la diferencia entre una galleta que está bien, y otra que está deliciosa, reside en la mantequilla. Elegid una marca buena, y no fallaréis. 
Probad con otros sabores, si no queréis vainilla, podéis usar otro aromatizante, pero que sea natural, nada de sabores artificiales.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...